martes, 12 de marzo de 2013

EL RECHAZO




María Jesús Ortiz Aguilar
Nuria Ureña Juárez
Fátima Pozuelo Girón



 Las personas tendemos a rechazar aquello que no conocemos o simplemente aquello que no aceptamos. Por desgracia vivimos en una sociedad en que los prejuicios y el hundir al diferente están a la orden del día.
El rechazo a una persona ocurre por muchas causas, ser de otra raza, tener otra cultura, tener otros gustos, pensar distinto e incluso se llega a rechazar a un semejante, a un amigo, por hacer algo que desde el punto de vista de nuestra sociedad no está bien visto. Hablo del rechazo de muchas personas de cualquier sitio, y esto incluye a Peñarroya-Pueblonuevo y Espiel, hacia una adolescente por quedarse embarazada.
Es verdad que es muy joven y que no ha terminado su formación profesional, que conoce las posibilidades de abortar y también conocía las consecuencias de mantener relaciones sexuales sin precaución o incluso puede que las usaran y fallara, ¿qué importa?. Sean las causas que sean nadie tiene derecho a darle ese trato despectivo e inventar sobre su vida. Todas las personas alguna vez en nuestra vida hemos cometido algún error y son esos errores los que nos hacen más humanos. Además lo que unos ven como un error, otros lo verán como una oportunidad de una persona valiente, dispuesta a sacrificarse y asumir las consecuencias, aun sabiendo que el camino no será fácil. Ahora su vida ha dado un giro de 360º grados y la ha obligado a madurar, ha pasado de ser una niña a ser una mujer y sacrificarse por alguien que seguramente será su mayor tesoro.
No hay amor más grande que el de una madre, esto se sabe en cualquier sitio, en Peñarroya-Pueblonuevo y en Espiel. Por eso: ¿Quién somos nosotros para juzgar a nadie? Y es más ¿Quién puede cuestionar lo que cada persona decide en su vida? ¿El camino que debe escoger? Por eso desde aquí te brindamos todo nuestro apoyo, por ser una persona valiente y coger el toro por los cuernos, te admiramos y te deseamos suerte en este camino que has decidido emprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada